Hechizos para la conversión en hombre-lobo

Hechizos para la conversión en hombre-lobo

Hechizos para la conversión en hombre-lobo

Hechizos para la conversión en hombre-lobo

Nótese que estos hechizos son sólo ejemplos para apoyar la persistencia del mito y de su relación con las prácticas mágicas. Son ineficaces son los ungüentos, las salvias mágicas y otros elementos del ritual.

Sacarow citó un antiguo hechizo ruso que servía para invocar a la diosa luna y convertirse en hombre-lobo:

‘En el mar, en el océano, en la isla, en Bujan, en la pastura brilla la luna, en el sombrío valle. Hacia el ganado se encaminaba un lobo peludo, buscando clavar sus colmillos afilados en el ganado. Pero el lobo no entró en el bosque ni en el valle sombrío. Luna, luna, luna de cuernos dorados, vigila el vuelo de las balas, desafila los cuchillos de los cazadores, rompe los garrotes de los pastores, esparce el miedo entre el ganado, entre los hombres, entre todas las cosas vivientes para que no puedan atrapar al lobo gris, para que no puedan desgarrar su piel tibia. Mi palabra es comprometida, más comprometida que el sueño, más comprometida que la promesa de un héroes.’

Hechizos para la conversión en hombre-lobo

Hechizos para la conversión en hombre-lobo

Otros hechizos tradicionales

“Espíritus de lo profundo que nunca duermen, sean bondadosos conmigo.

Espíritus de la tumba sin un alma para salvar, sean bondadosos conmigo.

Espíritus de los árboles que crecen sobre las hojas, sean bondadosos conmigo.

Espíritus del aire, negros e injustos, sean bondadosos conmigo.

Espíritus de los muertos que se deslizan con cuidado, sean bondadosos conmigo.

Espíritus del fuego y el hielo, destrucción en su ira, sean bondadosos conmigo.

Espíritus del frío y el hielo, fantasmas del crimen y el vicio, sean bondadosos conmigo.

¡Lobos, vampiros, sátiros, fantasmas!

¡Elegidos entre las huestes demoníacas!

Les rezo para que envíen aquí, envíen aquí, envíen aquí

La gran forma gris que hace temblar a los hombres!

¡Temblar, temblar, temblar!

¡Venid, venid, venid!”

“¡Salve, salve, salve gran espíritu del lobo, salve!

Una gran ayuda te pido, poderosa sombra.

Dentro de este círculo que he hecho.

Hazme un lobo, fuerte y valiente.

El terror de jóvenes y ancianos por igual.

Concédeme una figura alta y robusta;

La velocidad del venado, las garras del oso;

El veneno de las serpientes, la astucia del zorro;

El sigilo del lobo, la fuerza del buey;

Las mandíbulas del tigre, los dientes del tiburón;

Los ojos de un gato que ve en la oscuridad;

Hazme trepar como un mono, rastrear como un perro;

Nadar como un pez y comer como un cerdo.

¡Salve, salve, salve espíritu solitario, salve!

Aquí, lánguido y desesperado, haciendo un hechizo mágico,

Me encuentras tú-temblando, tiritando.

Abanícame suavemente mientras yazgo.

Y aplica tu toque místico.

Aplica tu toque, y juro que cuando muera,

Cuando muera te serviré todavía más,

Todavía más en forma de lobo gris, frío y crudo.”

“¡Conviérteme en lobo! ¡Conviérteme en un comedor de xxx!

¡Conviérteme en un lobo! ¡Conviérteme en un comedor de xxx!

¡Deseo la sangre!

¡Dámela! ¡Dámela esta noche!

¡Gran espíritu del lobo! ¡Dámela en cuerpo, alma y corazón y seré tuyo!

“Ven, espíritu poderoso, espíritu temible.

Del hogar de los lobos, el hogar de los muertos.

Ven, dame tu bendición. Ven, dame tu condado

¡Oh, espíritu de la oscuridad! ¡Oh, espíritu temible!

¡Ven, poderoso fantasma! ¡Ven, gran desconocido!

Sal de tu vagabundeo tan sombrío y solitario.

Ven, te lo suplico; parte de tu reino.

Y mi cuerpo y mi alma serán tuyos, lo declaro.

¡Apúrate, apúrate, apúrate espíritu horrendo, apúrate!

¡Rápido, rápido, rápido, espíritu temible, rápido!

¡Apresúrate, apresúrate, apresúrate, espíritu fatídico, apresúrate!”

‘Yo me ofrezco a ti, gran espíritu de lo desconocido, esta noche de (fecha) mi cuerpo y alma con la condición de que me concedas, desde esta noche hasta la hora de mi muerte, el poder de cambiar mi forma por las noches en la de un lobo. ¡Te ruego, te suplico, te imploro a ti, fantasma de la oscuridad, que me hagas un lobo, un lobo!”

‘¡Ven, oh ven!

Esta noche la luna brilla sobre la colina cubierta de nieve. Las sombras se dibujan a través del fuego y las brasas y el baile en la colina brillante.’

¡Esta noche! ¡Esta noche los lobos harán temblar al hombre y la naturaleza!

Su fiera cabeza gris y su sigiloso paso son invisibles para ti, ¡oh río!

Río, río, río

Of fuerte agua que se arremolina, te lo ruego, hazme un lobo.

De todas las cosas queridas, mi alma, lo juro, en la muerte no te olvidará.”

Flores de licántropos

En la península balcánica crece una planta que, según las creencias de la gente, puede transformar al que la come en un lobo. Las flores de licántropos poseen propiedades especiales que son conocidas sólo por unos pocos.

Su perfume es como el aroma sutil y sugestivo de la muerte, y su savia es blanca y pegajosa.

Generalmente son blancas y amarillas.

admin

4.7 (93.41%) 88 votes