Manadas de hombres-lobo

Manadas de hombres-lobo

Manadas de hombres-lobo

Manadas de hombres-lobo

Al igual que los lobos reales, los hombres-lobo pueden vivir solos por muchos años, pero el instinto de agruparse en manadas los aleja de una vida solitaria, por lo que terminan revelando su verdadera naturaleza a un sacerdote o alguien de confianza, o se convierten mutuamente en lobos para tener compañía.

Una manada está conformada por hombres-lobo que se transformaron a través de la brujería, una maldición o por nacimiento. Este hombre-lobo recibe el nombre de ‘Alfa’. El resto de los hombres-lobo son los Beta, así llamados porque se transformación en lobos por medio de la mordida de un Alfa y por eso llevan su sangre manchada.

Las manadas de hombres-lobo generan una inmensa destrucción.

Manadas de hombres-lobo

Manadas de hombres-lobo

Guerreros humanos

Muchas tribus y organizaciones militares han tomado al lobo como su animal totémico y se consideran hombres-lobo:

Los mongoles de Gengis Khan que sometieron a la mayor parte de Europa se llamaban a sí mismos ‘los lobos’.

Los Berserker eran tribus germanas y escandinavas que se disfrazaban de lobos u osos durante las batallas. El ritual de apropiación celebrado por el hechicero se suponía que les daba la fuerza del animal.

Los lombardos o ‘cabezas de perro’ eran fieros soldados que lucharon durante las guerras religiosas.

El partido político de extrema derecha ‘Organización hombres-lobo’ fue creado en 1923 por Fritz Klappre de Halle en Francia.

El frente de resistencia de Otto Skorzemy a Mussolini en Italia.

Quizás una forma más o menos respetable de licantropía es la de los berserker en las tribus germánicas y vikingas. Estos eran hombres que creían que podían transformarse en un oso cuando lo necesitaban. Se vestían con pieles de oso y usaban garras. En la batalla, los berserker se enfurecían como bestias. Clavaban sus espadas con furia y desgarraban a sus enemigos con los dientes. Eran insensibles al dolor y no conocían el miedo. Aparentemente la ira del berserker estaba bajo control la mayor parte del tiempo, pero la gente común vivía aterrorizada de estos salvajes guerreros, ya que nunca se sabía qué podía desencadenar su furia. La ira de los berserker pasaba de generación en generación, pero no incluía a las mujeres. Puede haber sido un desorden genético, pero lo más probable es que fuera una manifestación del chamanismo, cuyo conocimiento también pasaba a través de las generaciones. Los berserker eran una especie de camaleones.

admin

5 (100%) 1 vote

Escribe tu comentario

Por favor, escriba un comentario sobre el tema.