Vampiros Eslavos

Vampiros Eslavos:

En la tradición eslava, las causas de vampirismo era haber nacido con una deformidad en días considerados de mala suerte; otros creían que los no cristianos que morían muertes violentas regresarían como seres de la noche.

Vampiros Eslavos

Vampiros

Vampiros Eslavos

Muchos serbios creían que el hecho de tener el cabello rojo era un rasgo vampírico, aunque también se creía que seres como hadas tenían ese color de cabello. Las medidas preventivas contra los vampiros era colocar un crucifijo en el ataúd, poner bloques debajo de la barbilla, clavar la tapa de los ataúdes para evitar que los muertos escapasen. Otro método era poner aserrín en la parte superior del féretro, de esa manera que cuando el vampiro despertase, tuviese que pasar comiendo cada grano del aserrín, llevándole a escapar del cementerio a la hora del amanecer y ser fulminado por los rayos solares. Otros aldeanos que se consideraban más cautos, simplemente tomaban una estaca y le perforaban los corazones a los muertos, e incluso lo más temerosos, le cortaban el cuello o las cabezas para evitar que sus seres queridos regresen a la vida como seres demoniacos que tenían el poder sobre monstruos como los dragones.

Pruebas de que un vampiro se activaba en una determinada localidad incluían la muerte de ganado vacuno, o vino; peor aún la muerte inesperada de parientes o vecinos. Luego de esos incidentes, iban los aldeanos al cementerio a buscar en las tumbas de aquellos que habían muerto recientemente. Era su sorpresa que al abrir el ataúd, encontraban a algunos con las uñas largas y el pelo más largo. Algunos incluso testificaron que estos muertos tenían sangre en la boca y que la tez de su piel era de color rojizo.

Los vampiros, al igual que otros monstruos legendarios eslavos, tenían miedo de ajo y se veían obligados a contar cada gramo de partículas, como el aserrín. Decapitación, cremación, bañarlos con agua bendita, o exorcismos eran técnicas usadas para espantar los fantasmas – o malos espíritus – del cuerpo del vampiro.

Sava Savanovic, vampiro eslavoVer aquí más imágenes de Vampiros

Imagenes de vampiros

El más famoso vampiro eslavo era de Serbia, y se llamaba Sava Savanovic. Famoso por sus leyendas, e inspiró una novela de Milovan Glisic. Él era conocido por beber la sangre de molineros y de granjeros de la región.

Gerard Mazzitelli


Escribe tu comentario

Por favor, escriba un comentario sobre el tema.